Fue empleado municipal, Director de Abastecimiento, Director General de Sanidad, Fiscal del Tribunal de Cuentas Municipal, Concejal, Secretario de Gobierno del Municipio, Vicepresidente Primero del Concejo y Viceintendente. Oscar Luna conoce como pocos el Municipio, escaló todos los peldaños para llegar a la Intendencia, y los empleados lo impulsan como el sucesor natural de Paredes Urquiza.

Redacción de RiojaLibre

Si hay un pilar dentro del paredismo que supo ‘bancar los trapos’ en circunstancias sumamente adversas, ese es Oscar Lunas. Siempre con minoría (APU empezó su Gestión sin concejales ‘paredistas puros’ y luego con un bloque de solo tres ediles: Luna, Narváez y Cejas), el -primero- Vicepresidente Primero del Concejo y -luego- Viceintendente se las arregló para soportar las reiteradas embestidas de la oposición, logrando dejar siempre bien parado al Intendente.

Como Viceintendente, defendió y defiende la gestión de Alberto Paredes Urquiza, edificándose como el principal sostén del proyecto político Encuentro por La Rioja. Luna demostró con hechos concretos la representatividad con convicción, trabajo y lealtad, siempre defendiendo la institucionalidad del Municipio.

Gracias a ese compromiso que el Viceintendete demostró con el Proyecto Paredista, hoy el empleado municipal se siente representado por su figura, y sabe que si Oscar es ‘el elegido’ para suceder a APU, la continuidad y estabilidad del actual equipo municipal está garantizada.

Oscar Luna tiene una carrera política dentro del Municipio que muy pocos ostentan: escaló todos los peldaños, y el único escalón que le falta es el de Intendente. Primero fue empleado municipal, luego Director de Abastecimiento y Consumo, de allí pasó a la Director General de Sanidad, para luego convertirse en el Fiscal del Tribunal de Cuentas Municipal.

En el Período 2009-2011 fue concejal, y de 2011 a 2015 Secretario de Gobierno del Municipio. En 2015 encabezó una lista para el Concejo y volvió al Recinto Tomás Moro, teniendo la Vicepresidencia Primera del Cuerpo hasta 2017, momento en que asumió la Viceintendencia para reemplazar a Felipe Álvarez.

Como se observa, Oscar Luna lleva ‘toda una vida’ en el ámbito municipal, y muchos -en el entorno de APU- están convencidos que no hay otra figura dentro del espacio que esté más preparada y capacitada para suceder al actual Intendente.