ESTADOS UNIDOS, Los Ángeles.- Los residentes del vecindario de la ciudad de Stockton, California, aseguran que han tenido problemas constantes con Cuong Pham, de 38 años de edad, que vive al otro lado de la calle de la casa a la que se dirigió en los últimos días.

El video de la cámara del timbre muestra a Pham vaciando un cubo grande de diesel alrededor de la puerta, pero a último momento tiene problemas para encender una chispa. La familia de la casa, incluyendo dos niños de tres y 10 años de edad, estaban durmiendo adentro en ese momento.

Después de recibir una notificación sobre la actividad detectada por la cámara del timbre, la dueña de la vivienda revisó las imágenes por la mañana, casi se muere del susto e inmediatamente llamó a la policía. "Bien, ¿vamos a explotar en cualquier momento? Buscaré a los niños y nos vamos para otro lado si no arrestan a este chiflado”, dijo llorando a los agentes.

La mujer agregó que no era la primera vez que veía a Pham en la cámara de su timbre. El 8 de marzo, descubrió una grabación de él acercándose y tocando el timbre "como loco" mientras caminaba de un lado a otro. Pero, no le prestó atención hasta esta vez, cuando trató de incendiar su casa.

Después del arresto, las autoridades confirmaron que si el líquido hubiera sido gas en lugar de diesel, Pham se habría matado a sí mismo y a todos los que estaban en la propiedad. Está siendo acusado de incendio premeditado e intento de asesinato.

Cuando la policía lo interrogó, repitió, una y otra vez, que él solamente quería matar a un fantasma que perseguía, no a "los adorables vecinos" (según sus palabras).