Durante el fin de semana el personal de la Seccional Segunda de Las Heras y de la División de Investigaciones de la ciudad de Las Heras, comenzaron a investigar un presunto caso de violencia, en el cual la víctima no quiso radicar la correspondiente denuncia y aseguró que ella misma se había provocado la herida cortante en el abdomen.

Según pudo conocer TiempoSur, todo comenzó en horas de la noche del pasado fin de semana, cuando un matrimonio viajaba en su rodado y en un momento determinado, observaron que una mujer apretaba su abdomen y que para poder avanzar iba contra la pared.

Ante esta situación, la mujer le pidió a su marido que frenara y descendieron del rodado, para acercarse a ayudarla, pero fue en ese mismo momento que la mujer cayó casi desvanecida por lo que estaban por solicitar una ambulancia, pero la herida les dijo que se iría a su casa, por lo que la subieron al nosocomio para que la asistieran.

Los médicos de la guardia le realizaron las curaciones del caso e inmediatamente llamaron a la policía.

Cuando los uniformados llegaron al Hospital, dialogaron con el matrimonio que ayudó a la víctima, quienes les contaron todo lo sucedido.

Posteriormente dialogaron con el médico que la asistió y éste les dijo que iba a quedar internada debido a que se encontraba descompensada, pero que no pudo saber sus datos ya que no los dijo. Por lo que se implantó una consigna policial y se dio aviso de lo sucedido al personal de la Dirección de Derechos y Familia, quienes se presentaron en el nosocomio.  

 

“Se cayó sobre un cuchillo”

Horas más tarde el efectivo policial que se encontraba de consigna en la habitación de la mujer, dio aviso que la misma estaba despierta y que habría dado sus datos personales.

Además le habría manifestado al efectivo que la lesión se la provocó sola al caer sobre un elemento punzante. De igual manera la herida se entrevistó con la psicóloga del nosocomio, como así también con los representantes del Área de la Mujer y el médico de guardia, a quienes les fue dando una versión distinta de lo que le había sucedido.

Los mujer les solicitó que le avisaran a su pareja, con quien reside, que se encontraba en el nosocomio, pero advirtió que si había un rodado no lo hiciera.

Por este motivo, se solicita la colaboración de los efectivos de la DDI, para que corroboren.

 

Firmó el alta

Ya pasadas unas horas más la mujer, solicita ser dada de alta de manera voluntaria, la cual fue firmada por ella misma, para luego ser trasladada a la dependencia para que relate lo que había sucedido y por qué terminó herida. En la dependencia mantuvo la versión que ella misma se había autolesionado, agregando que lo hizo con un cuchillo luego de mantener una discusión con su pareja, quien se retiró de la casa que comparten.

Por el hecho se dio aviso al Juzgado de Instrucción de esa ciudad, de donde se dispuso que se recopilen todos los datos que brinde y que se le implante una consigna sobre la mujer.

 

Regresó a su casa   

Posteriormente la mujer fue acompañada por policías y personal del Área de la Mujer a su casa, donde no había nadie, por lo que retiró algunas pertenencias y fue refugiada por el área interviniente, ya que la pareja no se encontraba en el domicilio y sería muy probable que estuviese ingiriendo bebidas alcohólicas y sustancia, lo que provocaría una nueva pelea entre ellos.

Ya en la madrugada la mujer manifestó no estar de acuerdo en quedarse en el refugio, por lo que regresó a su casa.

Ante esta nueva decisión de la mujer, los uniformados se comunicaron con el Juzgado de donde se dispuso que las investigaciones continúen.