Magda Gallardo y su esposo Marcel partieron a la aventura: querían llegar a la cima del macizo de Montseny, en Cataluña, España. Preparados, buscaban retratar el momento. Pero las cosas no salieron como esperaban.

Habían partido de la ciudad de Mataró, aunque el tiempo cambió bruscamente y fueron sorprendidos por una tormenta. Cuando estaban cerca del objetivo, se vieron atrapados por temporal. 

Cerca del mediodía del martes 9 de abril  accedieron al pico de las Agudas, en la provincia de Gerona, una montaña de 1.706 metros muy popular en la zona. A unos 50 kilómetros de Barcelona. Iban grabando el momento de la llegada a la cruz que marca la cima, cuando los sorprendió una descarga eléctrica.

El instante posterior fue dramático. Atraído por la cruz y también por la humedad del suelo, cayó un rayo a centímetros de donde ellos se encontraban. Marcel sintió el impacto y terminó en el suelo. Pero, milagrosamente, lograron sobrevivir.

La cruz, el lugar elegido para retratar el momento.

La cruz, el lugar elegido para retratar el momento.

La zapatilla de Marcel, pata para arriba.

La zapatilla de Marcel, pata para arriba.

Según explicaron unas horas después a un programa de televisión de Cataluña, sólo recibieron la onda expansiva y este rayo fue el único que vieron en toda la mañana en estas montañas.

MD.