La sorpresa para los sanjuaninos este martes fue sin dudas la presencia de una espesa neblina que complicó la visibilidad de los automovilistas y la circulación con sus vehículos. Desde el este, el oeste y del sur hacia el centro, ya sean calles pobladas o la misma Ruta 40, los videos que mandaron los lectores de Tiempo de San Juan dan cuenta de la odisea que significó conducir por la mañana. 

La niebla redujo la visibilidad a menos de 100 metros y, desde bien temprano hasta pasadas las 9, todavía representó un desafío para los conductores de la provincia. Mirá cómo fue llegar a la Capital.