Los vecinos se agolparon en la esquina de Avenida Perón y Urquiza, en la ciudad de La Rioja. Un hombre, de gran porte, caminaba desnudo y sin rumbo, con una actitud llamativamente violenta. La gente miraba, se reía y grababa con su celular, mientras las piñas, las patadas y las amenazas volaban de un lado al otro. 

Todo había empezado un rato antes, cerca de las 18 de este lunes, cuando este ex rugbier conocido por los vecinos como "El Gordo José" causó destrozos en una Iglesia Evangélica Bautista. Según se informó, el joven de 31 años, que fue identificado como José Amado, procedente de la provincia de San Juan, entró al tempo y comenzó a golpear y destruir cosas. Luego se desnudó y salió corriendo.