Un nene de dos años se estaba divirtiendo junto a su hermana y otros amigos en el área de juegos de la pizzería Rotolo’s, ubicada en el estado de Alabama, Estados Unidos, cuando ocurrió algo inesperado: se quedó atrapado dentro de en una de esas máquinas en las que hay que sacar peluches con una garra metálica.

El grupo de padres decidió comer en la sala de las máquinas del lugar para que los chicos puedan jugar mientras los vigilaban, pero al parecer en algún momento se distrajeron charlando. Cuando Kelsey Ingersoll estaba terminando de comer, su hija corrió hacia ella para decirle que su hermano, Ezra, se había mentido dentro de uno de los juegos.

Mirá también

"Ocurrió en una cuestión de segundos", declaró la mujer según el medio Alabama.com. Cuando se acercó, se dio cuenta que la abertura de la máquina se abría para dentro y no para fuera, por lo que Ezra estaba atrapado. Los encargados del restaurante no tenían la llave para abrir la máquina y debieron comunicarse con las autoridades locales.

Al instante llegaron los bomberos, quienes pudieron sacar tapa en la parte de arriba del aparato para rescatarlo. El menor no resultó herido y los bomberos se aseguraron de darle a Ezra el juguete que tanto le costó conseguir.

"Fue una noche demasiado loca, por supuesto", sostuvo Kelksey. Los Trabajadores del lugar se tomaron la situación con humor y para relajarse invitaron a todos el grupo a comer pizza gratis y que todos los chicos tengan juguetes.

Mirá también